10.6.09

POEMA: SE ME QUEDO UN PEDAZO DE MAR EN LAS ENTRAÑAS

video
Se me quedó un pedazo de mar en las entrañas,
desde que llegaste como viento apacible.
Allí, las olas se ensalzaron con tu presencia
y la bruma se tendió para esperarte.


Se me quedó el mar enraizado en la mente
y ahora no dejo de pensar en sus olas,
ni bañarme con la tarde cuando el sol se despide,
en medio de las sombras de alta mar.

Se me quedó la vida alojada en las costas,
con el sonido de caracolas y el canto de gaviotas,
mientras un pedazo de mar, r
evienta la fuente de mis entrañas
y me desboco sobre un largo río,
que me abraza en su caudal
y me diluye mar adentro.


Dina Luz Pardo